Consejos para vestir como invitado/a en una Primera Comunión

Ante todo, para acudir a una Primera Comunión es aconsejable vestir con naturalidad, sin ir disfrazados, sentirse elegante y cómodo con lo puesto, siempre fiel al estilo de cada cual. No hay que olvidar que el centro de atención es el niño o niña que recibe su Primera Comunión.

Para el hombre es aconsejable acudir de traje o con americana y pantalón de vestir. Los trajes de ceremonia como el chaqué o el smoking no son propios de una Primera Comunión. El conjunto debe ir acompañado de un par de zapatos de vestir.

Para la mujer el abanico de opciones es más amplio. Hay que partir de la base de que una Primera comunión es una ceremonia de día.

Vestido

Ante todo, queda descartado el vestido largo, que es más propio de una boda. Ya que las Primeras Comuniones se celebran en los meses de la primavera, la mejor opción son los vestidos por debajo de la rodilla, si es por la mañana. Si es por la tarde, se puede lucir un poco más las piernas, pero solo un poco más, pues no corresponde llevar minifalda a esta ceremonia religiosa.

El escote no debe ser generoso, aunque siempre se puede recurrir a una chaqueta fina para llevar durante el acto religioso de la Primera Comunión. Esta es también una buena opción si el vestido elegido tiene los hombros al aire.

En cuanto al color del vestido para asistir a una Primera Comunión, las opciones son extensas. Se puede recurrir a un vestido negro con complementos que den luminosidad al conjunto o a alegres estampados florales. Los colores pastel también son una buena alternativa.

Asimismo se puede acudir a una Primera Comunión con traje chaqueta, ya que resulta sobrio y elegante. Los complementos pueden darle un toque sofisticado y moderno a esta opción.

Bolso y Calzado

Una vez elegido el vestido, hay que pensar en el bolso. Los tipo clutch o cartera resultan cómodos y elegantes.

Unos zapatos abiertos por detrás o los de estilo peep-toe (de puntera abierta) suelen ser una buena opción, así como las sandalias de fiesta. La altura del tacón puede ser mayor o menor, al gusto de cada cual. Las medias, mejor de color claro.

Joyería

Al ser la Primera Comunión un acto de día no se aconsejan las joyas ostentosas. Es más conveniente ser discreta y optar, por ejemplo, por un broche que de un toque personal al conjunto o unos pendientes favorecedores.

Peluquería y maquillaje

No es necesario recurrir a peinados muy elaborados ni a maquillajes muy sofisticados. Lo idóneo para acudir a una Primera Comunión es conseguir una armonía con la vestimenta elegida que resulte favorecedora. Se pueden recurrir a colores de moda que resulten luminosos y alegres.

Si tienes invitación para acudir próximamente a una Primera Comunión, en Xelectia puedes ver y comprar online vestidos, bolsos y zapatos de fiesta, así como joyería para dar con el look más acertado y favorecedor.